Principal interioresJason Goodwin: el lado positivo de la vida en un harén y la esclavitud moderna en King's Road

Jason Goodwin: el lado positivo de la vida en un harén y la esclavitud moderna en King's Road

Nuestro columnista considera las realidades de la existencia cotidiana de las mujeres mantenidas en los harenes otomanos del siglo XVIII.

Conocía a una anciana en King's Road, ahora muerta, a quien un diplomático admirador de ella le envió una ayuda, alegando que necesitaba a alguien para cocinar y limpiar. Poco a poco se dio cuenta a sus hijos de que a esta mujer no se le pagaba; realmente estaba destinada a ser un regalo. La idea de que esto podría continuar en el Londres moderno parece una terrible afrenta a la dignidad humana.

Me acordé de esto justo ahora, cuando comencé a escribir un artículo explicando de qué se trataban los harenes otomanos. Es para acompañar una nueva producción de la primera ópera de Mozart, Abduction from Seraglio, que se presentará en el Grange Festival este verano.

El emperador de los Habsburgo Joseph, que llegó a la primera noche en Viena en 1782, disfrutó del espectáculo, pero advirtió a Mozart que había usado "demasiadas notas", presumiblemente en una vena similar a la de George III, quien se acercó al autor del volumen múltiple. El declive y la caída del Imperio Romano para comentar: 'Garabato, garabato, garabato, señor Gibbon ">

Para ser justos con George III, el declive y la caída realmente es bastante largo ...

Una de las cosas que me llama la atención sobre la ópera es cuán positivamente Mozart, que solo tenía 26 años, imaginó el harén del Pasha. Lejos de ser una jaula de abandono licencioso, es bastante cargada y coqueta, como Joseph's Court.

Las dos damas de interés encarceladas allí, Konstanze y su criada, Blonde, conservan su virtud y planean su escape, con la ayuda de sus amantes más allá de las paredes. El bajá los captura a todos, pero, siendo un verdadero caballero, les da libertad por el amor que conquista a todos.

Este es un brillo bastante rococó en la forma en que funcionaban los harenes, pero no está lejos. Lady Mary Wortley Montagu visitó harenes en Constantinopla en la década de 1720. Los encontró, en comparación con los salones de Londres, en lugares bastante libres y fáciles, y su interpretación de la esclavitud otomana fue bastante provocativa.

"No puedo dejar de aplaudir a la Humanidad de los turcos a esas criaturas", escribió, después de una visita al mercado de esclavos.

"Nunca nos enferman y su esclavitud no es peor en mi opinión que la servidumbre en todo el mundo".

Lady Mary pudo haber tenido anteojos color de rosa, pero al menos puso su dinero donde estaba su boca: se convirtió en la primera europea en aceptar la práctica turca de la inoculación y valientemente vacunó a su amado hijo contra la viruela.

Lady Mary Wortley Montagu en traje turco

El otro punto de interés en Abduction es que Blonde es inglés. Mozart y su audiencia entendieron de inmediato cuando ella declaró: '¡Las chicas no son bienes para regalar! ¡Soy una inglesa, nacida de la libertad, y desafío a cualquiera que me obligue a hacer su voluntad! Voltaire y Montesquieu también admiraron nuestro historial de respeto mutuo y el campeonato de la libertad, que son los verdaderos valores británicos que los políticos siempre luchan por definir cuando se les pide que lo hagan en la radio.

Nuestra inclinación por la libertad puede haber estado bajo presión frecuente, pero nunca dirigimos un estado policial. No hubo terror, ni tarjetas de identificación, arresto arbitrario o justicia sumaria y, a medida que avanzaba el siglo XIX, los refugiados políticos como Kossuth o Marx eran libres de ir y venir.

La tradición no es compatible con tener un esclavo en King's Road, pero el poder puede ser una calle de doble sentido. La reunión de ayuda no remunerada en cuestión mostró su resentimiento al hacer que la comida fuera cada vez más picante. Uno por uno, los visitantes de su amante se negaron a comerlo.

Ella redobló sus esfuerzos con el chile, hasta que la comida se calentó tanto que incluso ella no pudo soportarlo y la única persona que continuó imperturbablemente fue su amante, a quien le gustó así.


Categoría:
Cómo hacer croquetas de queso azul Saint Agur de Raymond Blanc
The Bell at Stow: un hermoso bolthole lleno de encanto de Cotswolds, que combina magistralmente un pub rústico y un impresionante hotel boutique